¿Qué tipo de cartera de inversión por dividendos interesa más?

Son muchos los inversores que buscan la inversión por dividendos con el objetivo de completar sus ingresos o su jubilación. Ahora bien, dependiendo de la cartera de acciones que se configure, la cantidad a invertir y el resultado será diferente. ¿Qué tipo de cartera de inversión por dividendos interesa más? Hoy analizamos y comparamos 3 estrategias, y damos nuestra opinión al respecto.

¿Te interesa?

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay
Ads

Invertir por dividendos

Quienes deciden invertir por dividendos buscan el objetivo de poder, algún día, vivir de esas rentas pasivas. Y muchos comienzan desde su etapa más joven a comprar acciones que reparten dividendo, diversificando, etc.

En nuestra opinión, quizá por ser ingenieros, antes de empezar a comprar acciones como si no hubiera un mañana, habría que planificar un poco la estrategia, empezando por preguntarnos “¿Cuál será mi coste de vida estimado en el futuro?”. Más que nada porque, cómo saber cuántos dividendos tengo que cobrar si no sé cuántos voy a necesitar ¿no?

¿Cuántos dividendos necesitaré para vivir?

Lo ideal sería conocer cuál es nuestro gasto actual y extrapolarlo a dentro de 10, 20 o 30 años añadiendo la inflación y los gastos extras estimados (los que ahora no tenemos, pero creemos que en el futuro sí tendremos). Pero claro, determinar los gastos futuros con exactitud —salud, casa, viajes, hijos etc.— tampoco es tan sencillo, en algunos factores hay mucha incertidumbre.

A efectos prácticos, y para escribir este artículo, vamos a suponer que la cifra de gastos futura coincide con la actual. Y como, además, es un valor muy personal y depende mucho del estilo de vida de cada uno, vamos a considerar el gasto promedio por hogar según el INE (Instituto Nacional de Estadística):

Gasto por hogar promedio en España en 2022 = 31.568,00€

Entonces, vamos a considerar que esa es la cifra que necesitaremos cobrar en dividendos para cubrir nuestros gastos futuros y que esos gastos aumentarán con la inflación, así que deberemos buscar unos dividendos que crezcan por lo menos al ritmo de la inflación, para que cubran nuestra necesidad de dinero en el futuro.

No es lo perfecto, pero nos sirve de punto de partida en nuestro análisis.

«XIV FORO DE FINANZAS PERSONALES DE RANKIA»

Hemos sido invitados por Rankia para dar una charla en el Foro de Finanzas Personales que organiza en el Forinvest 2024, la mayor feria de finanzas que se organiza en España.

«Invertir en pareja – Nuestro camino hacia una inversión exitosa a largo plazo.»

📍 Feria de Valencia
📆 11 A.M. del jueves, 7 de marzo
💰GRATUITO, presencial y online.

¿Qué estrategia de inversión por dividendos es mejor?

Ahora que ya sabemos cuál es nuestro objetivo —ganar 31.568€ en dividendos— vamos a pensar cuál es la mejor estrategia para obtenerlos.

Consideraremos 3 estrategias por dividendos diferentes:

A.- ARISTÓCRATA ALTO DIV = Formar una cartera de 15 acciones cuyos dividendos son los más altos de entre las aristócratas (empresas que pagan dividendos crecientes por más de 25 años)

B.- HIGH DIVIDEND YIELD = Formar una cartera con 15 acciones de alto dividendo.

C.- ARISTÓCRATA BAJO DIV = Crear una cartera con 15 acciones cuyos dividendos son los más bajos de entre las aristócratas, pero crecientes año tras año.

Conociendo el valor objetivo y el dividend yield según la estrategia seleccionada, podemos calcular el tamaño de cartera que necesitamos, o sea, cuánto tengo que invertir.

Pero primero ¿Qué es el dividend yield?

“El dividend yield o rendimiento de los dividendos en un activo financiero indica el porcentaje que cobraremos de dividendo sobre el precio de la acción que paga dividendos cada año. Por ejemplo, si una empresa tiene un precio de acción de 20 dólares y paga un dividendo de 1 dólar al año, su rendimiento por dividendo sería del 5%.”  —Fuente: Investopedia.com

Y ya puestos, vamos a echar un vistazo también a la evolución esperada de cada cartera, para analizar también la revalorización que se podría conseguir con cada estrategia.

¡Vamos al lío!

OBJETIVO = cubrir gasto actual de 31.568,00€

A.- Cartera Aristócrata con alto dividendo

Actualmente la lista de Aristócratas del dividendo está compuesta por 64 empresas, Considerando las 15 empresas que más dividendo pagan (div yield) de las Aristócratas, tendríamos un div yield de 4,64%.

Calculando:

Importe invertido = dividendo recibido/ div. yield = €31.568,00/4,64% = 680.344,83€

Es decir, con esta estrategia necesitamos una cartera con valor actual de 680.344,83€ para cubrir los gastos hoy en día sin considerar ningún imprevisto.

Ahora bien, ¿crece este dividendo al ritmo de la inflación? Pues más o menos. El crecimiento promedio del dividendo de esta cartera en los últimos 5 años ha sido del 3,6% y la inflación promedia histórica en España es de 3,17%. Sin embargo, en los últimos 3 años el promedio de la inflación en España ha sido de 5,12%, así que en este periodo nos habríamos quedado cortos.

Luego los imprevistos ocurren. Y aunque lo más probable es que los dividendos aumenten con una tasa de crecimiento similar a la inflación, dejan al inversor con muy poco margen para imprevistos.

Dicho esto, ¿cuál es la rentabilidad promedio de este tipo de cartera? Pues la rentabilidad promedio del valor de las acciones en los dos últimos años de -10,16% y en los últimos cinco años de 13,87%. Varía bastante.

Fuente: elaboración propia

B.- Cartera High Div Yield

Con esta estrategia consideramos las 15 empresas que más dividendos pagan de las High Div Yield, con las que obtendríamos ahora mismo un div yield promedio de 17,41%.

En este caso, el valor invertido debería ser = €31.568,00/17,4% = 181.282,13€

Necesitamos una cartera con valor actual de 181.282,13€ para cubrir los gastos hoy en día sin considerar ningún imprevisto. Con relación al tamaño de la cartera este escenario es más “fácil” de alcanzar que el primero, pero veamos que ocurrió en los últimos años:

El crecimiento promedio del dividendo para esta cartera en los últimos 5 años ha sido -1,92%, luego no ha acompañado el ritmo de crecimiento de la inflación.

¿Cómo es posible? Porque las empresas que pagan mucho dividendo ya no están en fase de crecimiento del negocio, por lo que distribuyen una gran parte del beneficio a los accionistas. Pero al no ser negocios en crecimiento, las fluctuaciones en el beneficio pueden afectar negativamente al dividendo, como ha pasado.

Es decir, existe un riesgo alto de recorte del dividendo en este tipo de empresas.

Además, en el caso de esta cartera, la rentabilidad promedio del valor de las acciones en los dos últimos años ha sido de -43,12% y en los últimos cinco años de -18,42%.

Fuente: elaboración propia.

C.- Cartera Aristócrata con bajo dividendo

En este caso elegiremos las 15 empresas que menos dividendos pagan de las Aristócratas, con las que tendríamos un div yield promedio de 0,93%.

Valor invertido = €31.568,00/0,9% = 3.408.749,25€

Con esta estrategia, para cubrir nuestros gastos necesitamos una cartera con valor mucho más alto que las otras dos primeras. El valor asciende a 3.408.749,25€ en la actualidad. Para muchos inversores esta cifra suena a imposible de alcanzar.

Pero hagamos el mismo análisis con respecto al incremento del dividendo y rentabilidad del precio promedio de las acciones en cartera:

El crecimiento promedio del dividendo en los últimos 5 años ha sido de 8,56%. Nada mal. El div yield es menor que en las otras dos estrategias, pero ha crecido más que la inflación.

Las empresas que pagan menos dividendo están en fase de crecimiento, así que prefieren retener capital para reinvertir en el negocio en lugar de distribuir a los accionistas en forma de dividendo. Aunque parezca que va en contra de nuestros objetivos como inversor por dividendos, esta decisión beneficia al accionista porque estas empresas crecen a un ritmo más acelerado que las demás y por lo tanto el valor de las acciones se revalorizan más que el promedio del mercado. Aunque mantienen el mismo porcentaje de dividend yield, el valor cobrado en dividendos por los accionistas sube más rápido si comparamos con los otros escenarios:

Fuente: elaboración propia.

Como vemos, la rentabilidad promedio del valor de las acciones en los dos últimos años de 24,65% en los últimos cinco años de 140,83%.


¿Qué tipo de cartera de inversión por dividendos interesa más?

Cartera High Div Yield

En principio, la cartera de altos dividendos parece la forma más factible de alcanzar el objetivo de cubrir los gastos actuales, ya que es la que menos capital invertido requiere. Pero, en nuestra opinión, esta opción deberíamos descartarla la mayoría de los inversores, especialmente los jóvenes que tienen una larga expectativa de vida por delante y que pueden apoyarse en la revalorización de la cartera a lo largo del tiempo.

Tal y como hemos visto, este tipo de cartera puede generarnos stress al ver mermar el valor de nuestra inversión un 60% en dos años. Requiere mucha psicología y confianza. Muchos pueden no aguantar y terminar vendiendo acciones en el peor momento posible.

Adicionalmente, esta cartera tiene el riesgo de que la inflación pueda llegar a ser más alta que la tasa de crecimiento del dividendo, como ha sucedido últimamente, lo que nos obligue en esos momentos a aumentar la inversión para mantener el nivel de ingresos necesario para cubrir los gastos. Y ya no es sólo la inflación, sino que con los años pueden aparecer gastos adicionales, debidos a la salud o la vejez, por ejemplo, que nos obliguen a invertir más dinero.

Entonces, nosotros consideramos que este tipo de inversión es más indicada, por ejemplo, para inversores que ya están jubilados y quieran completar sus pensiones.

Cartera Aristócrata con alto dividendo

La estrategia basada en las acciones que más pagan dividendos entre las aristócratas puede ser una buena opción para las personas que ya estén cerca de la jubilación, ya que suelen contar con un cierto patrimonio y lo que desean es cobrar una renta que no pierda valor por la inflación en los próximos años.

Esta cartera probablemente estará compuesta por buenas empresas que ya son maduras y no buscan el crecimiento acelerado de sus negocios, pero cuyo dividendo podrá crecer a un ritmo igual o superior a la inflación. Además, las personas que ya están cerca de la jubilación podrán estimar con un grado de fiabilidad más alto sus gastos futuros _lo que resulta más difícil para una persona de 30 años, por poner un ejemplo.

Además de la dificultad para estimar los gastos adicionales en un futuro lejano, esta opción de cartera no nos parece aconsejable para los jóvenes ya que, al tratarse de empresas maduras, el crecimiento está en segundo plano. Su objetivo es mantener y perpetuar el negocio, no crecer más, y esto hará que los inversores jóvenes dejen una cuantía importante de dinero “sobre la mesa” al final de 20 o 30 años invertidos.

Cartera Aristócrata con bajo dividendo

Entonces, en nuestra opinión, para una persona joven que desea montar una cartera con empresas que pagan dividendos, lo ideal sería considerar empresas que estén en fase de crecimiento y pagando poco dividendo, o sea, con bajo dividend yield. En el largo plazo la revalorización del precio de las acciones recompensará muy bien a los inversores pacientes y se sumará al crecimiento del dividendo, que probablemente será más alto que la inflación.

Lo más probable es que un inversor joven no alcance los 3.408.749,25€ necesarios para cubrir sus gastos actuales con dividendos, pero es casi seguro que este mismo inversor consiga con esta estrategia una cartera con más valor en el futuro que las dos opciones anteriores. 

Ads

Conclusión

Nuestra conclusión es que el horizonte de inversión siempre importa, y con los dividendos no es diferente. La estrategia de inversión por dividendos debe adaptarse al horizonte temporal y a la situación de cada uno. No es lo mismo estar jubilado, con casa pagada y con hijos independientes, que un inversor joven empezando su carrera profesional.

Los inversores jubilados están preocupados en completar su pensión y mantener su calidad de vida, mientras que los más jóvenes están formando patrimonio para llegar en la mejor condición posible a la jubilación dentro de 20 o 30 años.

Como estrategia general para los inversores, pensamos que lo ideal es empezar con empresas que tengan una tasa de crecimiento del negocio superior a 10% anualizada y con bajo dividend yield, o incluso empresas que no pagan dividendos, porque están creciendo a un ritmo acelerado. La inversión en este tipo de empresas con un horizonte de más de 10 años ayudará a formar un patrimonio más alto.

Luego, a medida que se acerca la jubilación, se puede empezar a rotar el capital hacia empresas que pagan más dividendos entre las aristócratas. Estas empresas tienen negocios maduros, sufren una variación de precios menor en el mercado y su dividendo crece con una tasa un poco superior a la inflación promedio histórica.

Si un inversor empieza a invertir en buenas empresas y con un horizonte de tiempo largo, probablemente llegará a la jubilación con un patrimonio tal que le ayudará a vivir confortablemente tras dejar de trabajar. Y, además, es muy probable que a este inversor no le haga falta rotar el capital hacia las empresas que más pagan dividendos, como las High Yield.

Ahora bien, en los casos que el inversor no haya podido iniciar la inversión en su juventud y necesite completar la pensión de jubilación, podría ser interesante montar una cartera con las empresas High Dividend Yield. Con menos capital invertido podrá cobrar más dividendos, aunque abriendo mano del crecimiento _es decir, que ni el precio de las acciones ni el valor del dividendo subirá mucho en el futuro, pero le servirá para completar su pensión.

 

Como sabes, nosotros actualmente no invertimos por dividendos, pero este es un análisis que nos parece bueno hacer y  repasar de vez en cuando… Sobre todo, si eres inversor por dividendos. Esperamos que el artículo te haya resultado interesante y, como siempre, despierte tu espíritu crítico.

 

Gracias por leernos y ¡buenas inversiones! 😉

Comparte si te ha gustado:

2 comentarios en “¿Qué tipo de cartera de inversión por dividendos interesa más?”

  1. Hola Chafi y Mercedes.

    Muy buen artículo. Sólo una duda, ¿Que empresas habéis utilizado para la opción high yield? Para las otras dos opciones ponéis la lista.
    Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: C&M inversores.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, incluyendo aquellas con fines analíticos, de afiliación y de publicidad acorde a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad