¿Quieres entender “La Gran Apuesta” (The Big Short)?

¿Has visto “La Gran Apuesta” y no te has enterado de nada? ¿Quieres verla, pero te preocupa no entenderla? “The Big Short” es una de las películas más aclamadas entre la comunidad de inversores ya no sólo por contar la historia de varios inversores que previeron crisis financiera de 2008, sino por las lecciones que nos deja. Eso sí, hay que estar previamente familiarizado con ciertos conceptos para poder seguir el hilo. No te preocupes. Aquí vamos a darte la base necesaria para entender “La Gran Apuesta” o “The Big Short”.

¿Empezamos?

Poster de la película


Los protagonistas

¿Quién es quién?

Esta parte es sencilla, así que lo contaremos rápido:

1 – Dr. Michael Burry. Internet está lleno de información sobre Burry, así que aquí sólo comentaremos que en aquél entonces gestionaba el Hedge Found Scion Capital, centrado en el mercado de alto riesgo desde 2005. Burry seguía y analizaba los préstamos hipotecarios desde 2003.

2 – Mark Baum. Personaje basado en el inversor Steve Eisman, gerente en aquél entonces del Hedge Found FrontPoint Partners, una unidad de Morgan Stanley (banco de inversión multinacional estadounidense).

3 – Jared Vennett. Personifica al ejecutivo y vendedor de bonos de Deutsche Bank, Greg Lippmann.

4 – Charlie Geller y Jamie Shipley. Dos jóvenes inversores que, tras acumular sus primeros millones, buscan abrirse paso en Wall Street. Para ello cuentan con la ayuda de Ben Rickert, quien representa al operador de bonos retirado y cansado del sistema, Ben Hockett.  

5 – Lewis Ranieri. Es el creador de los bonos hipotecarios. Luego veremos qué es eso.

Conceptos para entender “La Gran Apuesta”

Hay dos conceptos de inversión básicos y bastante comunes de los que casi todo el mundo ha oído hablar alguna vez: Los bonos y las acciones. Centrémonos en los primeros.

BONOS

Los BONOS son instrumentos que utilizan tanto las empresas privadas como las administraciones públicas para financiarse. Si inviertes en Bonos, prestas tu dinero al emisor del bono, durante un tiempo, por un interés prefijado llamado “cupón”.

Son activos de Renta Fija. ¿Cuál es el riesgo? Uno de los riesgos es que el emisor no pueda pagarte dicho préstamo y se produzca el impago. Otro riesgo sería que aumentara el tipo de interés del mercado, porque entonces el bono perdería valor (No entraremos en detalle, pero quédate con la idea).

Generalmente los Bonos del Tesoro o Bonos del Estado, pagan un cupón más bajo, pero suelen tener menos riesgo (al menos si es de un país fuerte como EEUU, que es el caso). Los bonos, y la mayoría de los productos financieros, obtienen una calificación crediticia de acuerdo al riesgo que se estima que tienen. Esta calificación crediticia la otorgan las agencias de calificación, como por ejemplo Standard & Poor’s. Así, los productos AAA serían los más seguros y los CCC hasta los D los de más riesgo, es decir, los de mayor probabilidad de impago.

Esto es importante entenderlo, porque es clave en la historia.

BONOS HIPOTECARIOS

Vamos a explicarlo de una forma simple: cuando te compras una casa y pides una hipoteca, el banco paga tu casa, y tú le devuelves poco a poco el dinero más unos intereses. En caso de impago, el banco se queda con la casa. Hasta ahí, bien, ¿no?

Ok. ¿Qué hace el banco para poder pagar tu casa? Emite un bono hipotecario. Quien invierte en ese bono, está prestando dinero al banco a cambio de un interés (cupón) que el banco puede pagar gracias al interés que tú pagas por tu hipoteca (el banco gana la diferencia entre ambos).

¿Cuál es el riesgo? Si tú dejas de pagar, el banco recupera la casa y con ella buscará la forma de seguir pagando el cupón del bono hipotecario hasta vencimiento.

Bien. Pues en realidad lo que pasa es que un bono hipotecario está respaldado por un montón de hipotecas, no sólo una, para disminuir el riesgo. Lógico, ¿no?

Entonces, al igual que cualquier otro bono, los bonos hipotecarios tienen su calificación crediticia que, obviamente, dependerá de los tipos de hipotecas que respaldan dichos bonos. Si las hipotecas se conceden a clientes con alta calificación crediticia (por ejemplo, tienen trabajo indefinido con un sueldo alto y las mensualidades suponen un porcentaje pequeño del sueldo), el bono será AAA. ¿Quién deja de pagar su hipoteca teniendo buen sueldo?

¿Y quién invierte en Bonos Hipotecarios? Pues en principio cualquiera podría invertir en ellos, pero suelen hacerlo fondos de inversión y, atención, planes de pensiones (siempre que la calificación crediticia esté permitida en las condiciones del plan o del fondo, como lo están las AAA), o sea, todos nosotros a través de nuestras aportaciones a fondos y sistemas de pensiones.

Por supuesto, si las hipotecas tienen más riesgo (clientes sin trabajo fijo, por ejemplo) estaríamos hablando de otra calificación: B, BB, BBB, C… etc.

En la película oirás hablar de:

  • HIPOTECAS PRIME = Las de menos riesgo de impago: AAA, AA…
  • HIPOTECAS SUBPRIME = Las de mayor riesgo de impago: a partir de las BB
  • LTV (Loan To Value) = Mide el porcentaje de deuda sobre el valor del Inmueble, lo que te cubre la hipoteca. En España actualmente suele ser máximo 80%. Mientras más bajo este valor, menos probabilidad de impago.
  • Puntuación FICO = Es una puntuación asociada a la capacidad crediticia de una persona. En base a su puntuación FICO, las personas saben a qué tipo de créditos pueden acceder y en qué condiciones. El FICO tiene tres cifras y se considera que puntuaciones por encima de 670 demuestran buena solvencia.
  • Índice ABX = índice que sirve de referencia para medir el valor y el rendimiento de las hipotecas subprime.

¿Hasta aquí bien?

De acuerdo, sigamos con más conceptos para entender “La Gran Apuesta”:

¿Qué es el ISDA?

Los dos jóvenes inversores que quieren abrirse paso en Wall Street entran en escena queriendo ser miembros de ISDA (International Swaps and Derivatives Association) ¿Por qué? Porque existen productos financieros complejos que no se comercializan en el mercado regulado al que cualquiera puede tener acceso, pero si eres miembro del ISDA, puedes negociar estos productos en un mercado secundario llamado OTC (over the counter).

¿Quiénes pueden afiliarse a ISDA? Pues hay 3 tipos de asociados:

  • Primarios: Son entidades bancarias, fondos de inversión, aseguradoras y empresas varias de energía o materias primas.
  • Asociados: Proveedores de servicios necesarios para que el mercado secundario del que hemos hablado funcione, como bolsas, brókers, firmas de abogados, plataformas tecnológicas… etc.
  • Suscriptores: Empresas, entidades financieras, entidades gubernamentales, etc.

¿Y por qué querían ser de la ISDA?

Porque estos productos complejos abren un abanico enorme de posibilidades de inversión y/o especulación, con condiciones especiales, y para nuestros jóvenes nuevos-ricos Charlie y Jamie ¡eso era el paraíso!

¿Pero qué productos son esos?

Hay varios, pero veamos los que nos interesan para la entender “La Gran Apuesta”:

CREDIT DEFAULT SWAP (SWAPS para los amigos)

Un SWAP es un derivado financiero (un valor que deriva o depende de otro). De manera muy sencilla, es un contrato por el cual dos partes se comprometen a intercambiar una serie de cantidades de dinero (o de bienes o servicios) en fechas futuras, con condiciones prefijadas por ambas partes.

Sirven tanto para especular, como para cubrir riesgo.

Entonces, un CDS (Credit Default Swap) es un contrato SWAP sobre un instrumento de crédito y permiten, generalmente, cubrir el riesgo de impago. Por ejemplo, los SWAPS SOBRE BONOS HIPOTECARIOS que mencionan en la película.

Comprar un SWAP sobre un bono hipotecario es como comprar un seguro de impago de hipotecas. Implica:

  • El comprador del SWAP paga periódicamente X dinero al vendedor.
  • El vendedor se compromete a pagar Y dinero al comprador si el bono sufre impago o la entidad incurre en suspensión de pagos.

CDO (Collateralized Debt Obligation)

En español Obligación de Deuda Garantizada, es otro tipo de producto complejo que engloba varios tipos de bonos diferentes y que se pueden comercializar por tramos o como un solo producto de renta fija.

Entonces, los CDO están formados por bonos respaldados por hipotecas y, según hagan el cóctel, tienen una calificación crediticia; con la salvedad de que los CDO se pueden comercializar por tramos, así que pueden emitirse SWAPS sólo sobre determinados tramos (por ejemplo, sobre el tramo subprime).

(Spoiler) Además, Mark Baum descubrirá que se comercializaron también CDOs formados por CDOs (CDO al cuadrado) e incluso CDO sintéticos que, sin profundizar, eran productos opuestos a los SWAPS, es decir, apostaban a que el mercado inmobiliario seguiría subiendo. (Fin Spoiler)

Ya vamos terminando, falta el concepto final para entender “La Gran Apuesta” o “The Big Short”:

VENDER CORTO (SHORT) en el mercado inmobiliario

En bolsa, vender corto es sinónimo de apostar contra el mercado. Vender corto en el mercado inmobiliario supone apostar a que el mercado inmobiliario va a caer.

¡Pero el mercado inmobiliario nunca baja!

Eso pensaron los bancos. ¿Quién va a dejar de pagar su hipoteca y perder su casa?

(Spoiler) Pues bien. Michael Burry opinaba lo contrario. ¿Y qué hizo? compró a los bancos varios SWAPS sobre tramos subprime de determinados CDO.

A su vez, Jared Vennett, como vendedor de bonos de Deutsche Bank, supo de la operación de Burry y buscó con quién copiar la estrategia. Mark Baum le escuchó, investigó, y cerró un acuerdo con Vennett para comprarle SWAPS también sobre tramos subprime de CDO.

¿Y Charlie Geller y Jamie Shipley? Pues ellos se enteraron de casualidad y aprovecharon la oportunidad de comprar SWAPS con ayuda de Ben Rickert. (Fin  Spoiler)

 

Entonces, si lo hemos sabido explicar bien entenderás que, si las hipotecas sufrían impago, los bancos iban a tener que pagar muuucho dinero a nuestros protagonistas, pero mientras tanto, tendrían que pagar a esos bancos una prima periódica que hizo perder los nervios a más de uno.

Esa era ¡La Gran Apuesta!

El desenlace… lamentablemente todos lo conocemos.


¿Cómo vieron la burbuja?

(Spoiler) ¿Cómo supieron lo que iba a pasar? Unieron las piezas del puzzle:

  • Se firmaban millones de hipotecas con personas con FICO muy bajo (alto riesgo de impago)
  • Se ofrecían hipotecas con interés fijo 2 años que luego cambiaban a variable. Cuando cambiaran a variable, el interés a pagar subiría bruscamente. Si la casa se había revalorizado podrían pedir nueva hipoteca, pero el precio de la vivienda se había estancado, por lo que no iban a poder conseguir rehipotecar la casa.
  • El cóctel de los CDO se fue corrompiendo, hasta llegar a un punto en que los CDO seguían teniendo calificación AAA o AA y, sin embargo, las hipotecas que los respaldaban eran subprime.
  • El porcentaje de impagos cada vez era mayor (el ABX cada vez más bajo).
  • La euforia entorno al mercado inmobiliario era tal, a nivel mundial, que nadie vio o quiso ver la realidad del problema hasta que fue demasiado tarde.

(Fin Spoiler)


Para terminar…

Bueno, pues esperamos que con este manual seas capaz de entender “La Gran Apuesta” (The Big Short) y si aún no la has visto te animes a hacerlo, porque es un peliculón con grandes actuaciones y que vale mucho la pena.

Puedes encontrarla en varias plataformas, entre ellas en Prime Video. Si no estás suscrito, a través de nuestro enlace de afiliado puedes probarlo durante 30 días gratis y, si te gusta y lo contratas, nos ayudarás a mantener el blog sin que suponga costo extra por tu parte.

O si prefieres, también puedes leer el libro (de Michael Lewis):

Enlace a Prime Video:

Enlace al libro:

Esto es todo por hoy. Si algo no te ha quedado claro o no lo hemos explicado bien, no dudes en preguntarnos en los comentarios.

Y si no quieres perderte nada, suscríbete AQUÍ para recibir nuestras novedades todas las semanas. 

¡Gracias por leernos!

Comparte si te ha gustado:

5 comentarios en “¿Quieres entender “La Gran Apuesta” (The Big Short)?”

  1. Muchas gracias! Muy clara la explicación, y de mucho provecho. Tengo una duda, si para comprar los
    Swaps los inversores deberían tener los bonos hipotecarios o no era necesario, por ejemplo para pagar un seguro hay que tener el carro, y al final incluso les pagaron menos del monto negociado. Entonces no comprendo cuál era la ganancia sino más bien me pareció que no perdieron como los demás

    1. Hola Martín, perdona la tardanza en responder.

      Verás. Lo que pasa es que hasta entonces, nadie había «apostado» contra el mercado inmobiliario. No existía nada para hacerlo. Entonces se utilizaron estos productos como un contrato entre el inversor/especulador y el banco. No estaban disponibles para cualquiera. El inversor que compraba estos Swabs no necesitaba tener ni hipotecas, ni bonos. Simplemente compraba el Swab y pagaba al banco unas comisiones mientras durara el contrato. Si el bono al que hacía referencia el Swab comprado bajaba de cierto valor, el banco tendría que pagarle la cantidad pactada.
      Como dices, al final a Charlie Geller y Jamie Shipley les pagaron menos de lo pactado pero incluso así ganaron mucho dinero.

      No se si hemos conseguido aclarar tu duda. Es complicado de entender y de explicar porque no son productos que utilicemos a pie de calle!

      Gracias por leernos y escribirnos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, incluyendo aquellas con fines analíticos, de afiliación y de publicidad acorde a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Ver Política de cookies
Privacidad