Copiar a los grandes inversores como estrategia de inversión ¿Sí o no?

Sylvia Bloom, una secretaria estadounidense, consiguió una fortuna de 9 millones de dólares copiando las inversiones que realizaban sus jefes, pero a menor escala de acuerdo a su sueldo. Con el desarrollo de Internet, hoy en día tú también podrías hacerlo. Pero ¿Hasta qué punto es buena idea copiar estrategias de inversión? ¿Cómo copiar a los grandes inversores? ¿Qué riesgos se corren al copiar carteras de inversión? Hoy hablaremos del Coattail Investing.

Los inversores particulares nunca han contado con una herramienta tan poderosa como la que tenemos ahora: Internet. De manera fácil y gratuita (o casi) tenemos acceso a una gran cantidad de información valiosa y en tiempo real.

¿De qué estamos hablando? ¿De tener acceso a los insiders o a información confidencial antes que otros inversores?

¡Nada de eso! Estamos hablando de copiar las ideas de inversión de los mejores inversores de hoy en día.

¿Por qué analizar una empresa si ya lo hacen otros que saben más que yo? Y en la misma línea ¿Por qué no copiar directamente a los que saben más que yo?

Esta estrategia es conocida como Coattail Investing, y consiste simplemente copiar las inversiones de los gurús con un historial de resultados que sabemos que es superior a los demás inversores.

Suena interesante ¿no?

Entonces, vamos a ver:

¡Vamos allá!

Dónde y cómo buscar para copiar a los grandes inversores

La homóloga americana de la Comisión Nacional de Valores española (CNMV), conocida como SEC – Securities and Exchange Commision, requiere que los inversores que administran más de US$100 millones divulguen sus operaciones cada 90 días.

Eso significa que los grandes inversores en los EE.UU. tienen que mostrar sus compras y ventas cada tres meses. Esta información es pública y gratuita. Entonces, nosotros, los inversores particulares, tendremos acceso a las compras y ventas que estos inversores han realizado con un atraso máximo de 90 días.

Existen varios sitios donde conseguir esta información:

Página web de la SEC

Lo ideal es poder sacar la información directamente de la fuente. Es decir, en la página web de la SEC – https://www.sec.gov/

Te enseñamos cómo hacerlo con un ejemplo:

Supongamos que quieres conocer las operaciones del inversor Bill Ackman.

El primer paso es saber el nombre correcto del inversor o gestora que buscamos. En este caso, el nombre correcto de Bill Ackman es William A. Ackman.

El segundo paso es ir a la página de la SEC y en el menú superior clicar en FILINGS. Accederemos a una pantalla donde se abrirá un menú lateral. En ese menú clicaremos en COMPANY FILINGS SEARCH y se abrirá una casilla de búsqueda como la de abajo, donde tendremos que escribir el nombre del gurú, en nuestro caso William A. Ackman (ver Figura 1)

SEC_13F_menú filings
(Figura 1)

⚠️ ¡Atención! No basta con digitar el nombre del inversor y presionar “enter”. Cuando escribes el nombre, se muestra un desplegable con varias opciones. Hay que clicar donde sale el nombre del gurú con su correspondiente número CIK. Entonces ya sí se mostrarán todos sus documentos entregados a la SEC (ver Figura 2)

SEC _13F_inversor
(Figura 2)

Una vez estés en la página de los documentos del inversor, digita “13F” en el buscador para facilitar la búsqueda (ver Figura 3)

SEC _13F
(Figura 3)

Por último, se clica en el cuadro escrito Filing (ver Figura 3) y se abrirá una página donde está dicho informe. Para leerlo hay que clicar en los archivos que están escritos en rojo (ver Figura 4).

SEC _13F_detalle
(Figura 4)

Lo malo de la SEC es que su página web no es muy amigable y a veces resulta tedioso encontrar los datos que buscamos.

Por suerte, existen buenas alternativas que además nos dan la información ya filtrada.

Dos alternativas a la SEC: Gurufocus y Dataroma

En la página web www.gurufocus.com se pueden ver las operaciones que hacen los gurús en las empresas de su cartera. Pero la cartera total se obtiene mediante suscripción de pago:

Otra opción muy usada por los inversores es la página web www.dataroma.com en la parte de managers. https://dataroma.com/m/managers.php

Se puede buscar por Bill Ackman y se obtiene la cartera y las operaciones del inversor:

Coattail Investing ¿y a ganar dinero?

Bien. Ahora que ya sabemos dónde encontrar la información, ya podemos copiar las carteras de los gurús, copiar sus operaciones y ¡hacernos ricos!

Pues… lo sentimos, pero no es tan sencillo.

El acceso a la información hace que copiar a los grandes inversores pueda ser una buena estrategia, pero no es oro todo lo que reluce y muy poca gente se hace rica sin esfuerzo.

Veamos algunas recomendaciones para tener más posibilidades de éxito con el Coattail Investing:

A qué gurús debemos seguir o copiar

Copiar a los grandes inversores funciona bastante bien cuando se trata de inversores con orientación de largo plazo. Inversores como Warren Buffett, David Einhorn o Seth Klarman. ¿Por qué? porque seguir a los inversores que se dedican a trading o a inversiones de corto plazo es más complicado, entre otras cosas por el desfase de los 90 días que hemos comentado al principio.

Por lo tanto, lo ideal es decidir bien a qué inversores queremos seguir y así minimizar los problemas causados por las compras y ventas muy frecuentes que no conseguiremos replicar a tiempo. Como regla general, los inversores con orientación buy and hold, gestores de fondos que siguen la estrategia value o inversores activistas, son los mejores para aplicar esta técnica.

Aunque copies… haz tus deberes

Realizar nuestro propio análisis de las acciones que los gurús están comprando es crucial para que nuestra inversión tenga una probabilidad de éxito mayor que simplemente copiar a los grandes inversores.

¿Por qué? Porque en la mayoría de los casos no sabremos el motivo por el que los gurús compran o venden. Incluso con las inversiones de Warren Buffett existe un componente de especulación a corto plazo. Recordad la inversión en minas de oro realizada recientemente. Ya no las tiene en cartera.

Entonces es una obligación nuestra como inversores particulares evaluar la empresa que el gurú está comprando para poder decidir si es también una buena inversión para nosotros. Podemos copiar su inversión, pero no su convicción. Nuestro análisis nos va a dar esa convicción.

Ser pacientes

Si somos conscientes de que la empresa que el gurú está comprando es una buena inversión, si tenemos convicción, podemos tener la tranquilidad y paciencia necesarias para aguantar dicha inversión hasta que nos de buenos resultados.

Fíjate que no sabemos el horizonte que el gurú se ha marcado, así que… paciencia.

Imagina también el caso de que queremos copiar la compra de un gran inversor, pero el precio de la acción ya ha subido mucho. En estos casos quizá es mejor esperar a que la acción corrija. El mercado de acciones es muy dinámico y los precios varían muchísimo en un mismo año. ¡Quizás hasta podemos comprarla a mejor precio que el gurú!

Riesgos de copiar a los grandes inversores

El mayor riesgo de todos el copiar a quien no debes. Mucho cuidado con las carpetas publicadas en brókers, foros, RRSS, blogs… Si vas a copiar, que sea de un gran inversor de trayectoria conocida y cuya estrategia sea de largo plazo, tal y como hemos explicado.

Dicho esto, uno de los grandes riesgos de esta estrategia es copiar al gurú sin hacer nuestro propio análisis. Invertir así es como tener que volar un avión en la tempestad sin ningún instrumento de navegación. No queremos eso para nuestra cartera. Lo más importante es saber por qué la empresa en cuestión es buena y por qué nosotros también queremos comprarla. Lo que es bueno para el gurú, puede no serlo para ti. Recuerda que casi nunca sabremos qué le motivó a comprar una empresa.

Un segundo riesgo importante es el timing de nuestras compras. Hay que recordar que cuando recibimos la información de las compras de los gurús ya han transcurrido 90 días. En algunos casos el precio habrá subido mucho. Entonces, si el precio de la acción ya no está en el rango de precio que creemos aceptable para la compra, es mejor no realizar la operación. Perseguir acciones no suele dar buen resultado. En estos casos, mejor tener paciencia.

Lo mismo podría pasar con la venta de acciones. En este caso, quizá el mayor riesgo sería no saber por qué un gran inversor está vendiendo una acción. Quizá porque cree que ya no va a subir más. Quizá porque prefiere colocar ese dinero en otro sitio. Por ejemplo, en 2020 Warren Buffett vendió todas las acciones que tenía de empresas de aviación, y las vendió en un momento donde el mercado estaba muy deprimido. Los que copiaron a Warren Buffett sin pensar, realizaron grandes pérdidas. Warren tendría sus motivos. Si tú no tienes los tuyos propios, puedes vender innecesariamente.

Si lo hacemos bien… ¿Funciona copiar a los grandes inversores?

A Sylvia Bloom le funcionó. Sin duda confiaba en la destreza de sus jefes. 

Con la estrategia que hemos comentado podría pensarse que el desfase de 3 meses es mucho tiempo como para que se pueda copiar a los grandes inversores y obtener un buen resultado.

¿Seguro?

Bueno, pues según un estudio realizado por Gerald S. Martin American University – Kogod School of Business y John Puthenpurackal – University of Nevada, Las Vegas – Department of Finance, el mercado no reacciona tan rápido con las noticias sobre las inversiones de Berkshire Hathaway. Según dicho estudio, si hubiéramos copiado la operativa de Warren Buffett a partir de la información de los formularios 13F, hubiéramos logrado una rentabilidad anualizada de 14,26%.

Nada mal, ¿no?

Coattail investing_ Warren Buffett
Fuente: https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=806246

Este estudio refuerza la importancia de saber elegir aquellos inversores con una orientación de largo plazo. Si añadimos a eso nuestro propio análisis para determinar si el precio de compra publicado en el 13F sigue siendo válido, es muy probable que efectivamente esta estrategia pueda funcionar bastante bien.

Así que, ya sabes, seguir y copiar a grandes inversores de largo plazo puede ser buena idea, pero siempre y cuando hagas también tus deberes 😉

 

Gracias por leernos y ¡buenas inversiones!

Comparte si te ha gustado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad