Aprovechando el Momentum de las acciones

Los precios de las acciones siguen un zig-zag en el mercado debido a la oferta y demanda existente durante un periodo de tiempo. Eso genera lo que llamamos Momentum o impulso en la tendencia de una acción, y se puede aprovechar en la inversión. Hoy te vamos a hablar sobre nuestra cartera Momentum.

¿Nos acompañas?

Cohete en Momentum alcista
Imagen de NASA-Imagery en Pixabay

¿Por qué una cartera Momentum?

El objetivo de todo inversor es sacarle rentabilidad a su capital para aumentar su patrimonio_ por lo menos a una tasa superior a la inflación_ y poder así disfrutar mejor de la vida en el futuro.

Luego, cada inversor tiene sus sesgos y manías que determinan su manera de invertir en el mercado.

Sabemos que el mercado funciona por ciclos económicos y, por tanto, dependiendo de en qué fase del ciclo nos encontremos, una estrategia funcionará mejor que otra. Por ejemplo, en los últimos años la estrategia en inversión en acciones growth (de crecimiento) viene dando muy buenos resultados, pero no sabemos cuándo cambiará el ciclo y, cuando eso pase, será otro tipo de estrategia la que tendrá éxito.

Nosotros tenemos claro que la estrategia que más nos gusta es la del Value. Pero somos conscientes de que en los últimos años el ambiente económico no es el adecuado como para empeñarnos en permanecer 100% fieles a esta estrategia: la baja inflación a nivel mundial y las tasas de interés de los bancos centrales por los suelos, fuerzan a los mercados bursátiles a seguir subiendo. Eso dificulta encontrar empresas a buenos precios.

Entonces ¿qué podemos hacer para tener buenas tasas de retorno sobre nuestro capital?

Una de las opciones es seguir a los grandes inversores y “copiarles”. Pero no es tan simple. No basta con copiarles. Hay que estudiar sus operaciones, leer sus cartas, libros o artículos para entender cómo piensan a la hora de invertir el capital. Así que eso es una parte de lo que hacemos todos los días como inversores aficionados. ¡Queremos ser mejores a cada día!

El caso es que, a base de estudiar y analizar a los grandes inversores, hemos llegado a la conclusión de que, al menos la mayoría, hacen más trading* que lo que muchos creen. Ajá. Si no nos crees, basta leer sus informes 13F (donde informan periódicamente a la SEC de sus principales operaciones).

Pero no basta con hacer trading para tener buenas rentabilidades. Es necesario tener una estrategia y técnicas de operación para que funcione. Además, es necesario un periodo de resultados para saber si la técnica funciona o no.

Dicho eso, vamos a contarte lo que hemos decidido hacer y cómo lo vamos a hacer.

Nuestra cartera Momentum. Cómo la formamos.

Como hemos dicho, los precios de las acciones siguen un zigzag en el mercado. Cuando una acción tiene mucha demanda su precio sube y cuando tiene mucha oferta su precio baja. Dos ejemplos: $TSLA actualmente tiene una demanda enorme y su precio sigue disparado, mientras que $XOM tiene una oferta altísima, nadie quiere comprarla actualmente…y su precio sigue bajo.

Eso genera un Momentum en el mercado.

Traducción libre de la definición de Momentum en Investopedia.com¨El Momentum es la tasa de aceleración del precio o volumen de un valor, es decir, la velocidad a la que cambia el precio. […] En el análisis técnico, el impulso se considera un oscilador y se utiliza para ayudar a identificar tendencias¨.

Con la mini cartera Momentum nosotros pretendemos aprovechar los movimientos de tendencia alcista de las acciones, durante un periodo de corto-medio plazo.

La vamos a ir formando de la siguiente manera:

1- Utilizaremos una parte pequeña de nuestro capital.

Como ya sabes, nosotros somos inversores value, entonces no vamos a destinar toda nuestra liquidez a otro tipo de inversión. Pero sí nos apoyamos en otras estrategias puntualmente, para intentar mejorar nuestra rentabilidad mientras encontramos empresas value en las que invertir.

Por eso no nos interesa usar toda nuestra liquidez en la cartera Momentum, tan sólo una pequeña parte.

Además, necesitaremos un tiempo hasta ver si nos funciona como esperamos. Hasta ahora hemos hecho back test con buenos resultados, pero a la hora de operar con dinero real, no es tan fácil tomar las decisiones. Nuestra idea es tomar nota de las operaciones que hacemos y los motivos por los que compramos o vendemos las acciones para poder medir, evaluar y tomar decisiones de mejorías continuas en la mini cartera Momentum.

2 – Elegiremos las empresas en base a dos fuentes:

  • Nuestro radar de acciones que consideramos buenas según nuestros propios criterios, basados en sus fundamentales.
  • Acciones que no cumplen nuestro filtro de fundamentales, lo cual no significa que sean malas ni mucho menos, y que resultan muy atractivas para otro tipo de inversores. Hablamos por ejemplo de $NIO, $BYND, $PTON etc.

3 – Operaciones a corto-medio plazo.

No estamos interesados en hacer day traging. Buscaremos una cartera con la idea de estar invertidos en una acción durante un periodo mínimo de tres semanas y máximo variable dependiendo de su Momentum.

4 – Operativa basada en Análisis Técnico.

Utilizaremos gráficos con periodos semanales y AT para determinar puntos de entradas y salidas. Como el gráfico está en la escala semanal, la operativa es cerrar la semana los viernes, evaluar las gráficas durante el fin de semana y tratar de ejecutar las compras y ventas los lunes.

Existe la posibilidad de que una determinada acción suba mucho en un periodo muy corto. En esos casos es probable que vendamos una parte de las acciones para realizar los beneficios obtenidos de manera rápida y dejemos el resto seguir su camino.

También es posible que nos equivoquemos a la hora de entrar en una acción, y que tras la compra el precio baje sin parar. Para mitigar este problema definiremos un Stop Loss un 10% por debajo del valor de compra.

5 – Diversificación.

El objetivo es mantener invertido el 95% del capital destinado a esta cartera. Estará diversificada tanto en número de acciones como en sectores. Pensamos tener un máximo de 19 valores. Llegamos a este número dividiendo 100% / 20 = 5% en cada acción, pero dejando un 5% de la cartera para gastos con las operaciones de compra y venta o si surge alguna oportunidad inesperada.

6 – Acompañamiento y medidas correctivas.

Haremos acompañamiento semanal de la cartera, y la compartiremos en nuestro blog para poder consultarla a cualquier momento. Las notas de los motivos de compra y venta nos servirán para evaluar la tasa de retorno de la cartera y qué medidas podemos tomar para aumentar el retorno. Por ejemplo, la regla del STOP LOSS a menos 10% del valor de compra puede variar. Dependerá de los resultados que vayamos obteniendo.

Hasta hoy llevamos ya 15 acciones compradas. En este enlace Mini Cartera Momentum podéis ver cómo evoluciona, qué acciones vamos incorporando, fechas de compra y % de cada valor, así como el % de liquidez actual.

¿Nos funcionará?

Os invitamos a echarle un vistazo y a sugerirnos empresas que a vuestro criterio penséis que podemos incluir en nuestro radar Momentum. ¡Os lo agradeceremos mucho!

Y ya os iremos contando cómo nos va por aquí o en nuestro perfil de Twitter ¡Síguenos para no perderte nada!

¡Un saludo a todos y gracias por leernos!

Comparte si te ha gustado:

2 comentarios en “Aprovechando el Momentum de las acciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad