Destripamos “El pequeño libro que vence al Mercado”

“El pequeño libro que aún vence al mercado” (reedición de “El pequeño libro que vence al mercado”), de Joel Greenblatt, es uno de los libros más leídos por la comunidad inversora, y ha sido el primer libro que hemos comentado (de manera online por el Covid) en el Club de Lectura de Inversión que hemos formado con algunos amigos. El coloquio fue tan interesante que no hemos podido resistirnos a compartir algunas de las reflexiones.

Ojo, nuestro objetivo no es resumir el libro ni hacer una crítica literaria, sino resaltar los puntos sobre los que más estuvimos hablando para invitarte a reflexionar.

¡Vamos allá! 

Primeras impresiones del libro

En general todos coincidimos en que se trata de un libro ameno y de fácil lectura. Y es que no todos los libros tienen que ser densos para ser interesantes. Este es pequeño, pero matón.

Un punto a favor de este libro es la narrativa. Joel Greenblatt consigue de manera sencilla que el lector lo acompañe en su razonamiento, dejando claro el por qué de su filosofía de inversión y, seamos honestos, resulta muy convincente. ¿Quién no ve sensato invertir en empresas rentables que estén a buen precio?

Tras esta breve introducción podríamos decir que llegamos a un consenso: el libro podríamos dividirlo en 2 partes:

  • La parte que explica la filosofía de inversión de Joel Greenblatt.
  • La que se dedica a explicar cómo convierte dicha filosofía en una Fórmula Mágica que aplica en su método de inversión.

Entonces, en lo que al primer punto se refiere, es un libro recomendable para quien está empezando a invertir; pero, respecto a la fórmula mágica en sí, opinamos que hace falta algo más de conocimiento y sentido crítico inversor (ahora iremos viendo por qué).

La Fórmula Mágica de Greenblatt

Joel Greenblatt inventó una fórmula que, dicho de manera sencilla, ordena las empresas cotizadas en función de su precio y de su rentabilidad, de manera que en el radar se sitúan primero las que mejor combinación precio x rentabilidad tienen.

Como te puedes imaginar, aquí llegaron las críticas. ¿Fórmula mágica? ¡Eso suena a vende humos! ¡No existe una fórmula mágica en inversión! 🤯

Puede ser, pero eso lo hablaremos más adelante. De momento sólo comentaremos un tema importante:

Automatización ¿si o no?

Pues depende. Hay inversores que opinan que mejor tener un sistema automatizado de inversión para que tus emociones no te traicionen, ya sean métodos que proponen invertir periódicamente sin importar la tendencia del mercado, por ejemplo, o métodos como el que Greenblatt nos propone.

Pero hay inversores que prefieren hacer una inversión más personal, analizar el mercado o las empresas antes de invertir. Elegir los momentos de compra y de venta. Etc.

¿Con qué tipo de inversor te identificas?

Bueno, pues tanto los de un grupo como los de otro teníamos una cosa clara: si hay una fórmula y un método, antes de seguirlo o no habrá que destriparlo, entenderlo y ver sus pros y sus contras. ¿Estás de acuerdo?

Pues eso hicimos.

Destripamos “El pequeño libro que vence al Mercado”

Al principio dijimos que era un libro pequeño pero matón. Y es que, al ir destripándolo, surgen una gran cantidad de temas e ideas sobre los que debatir. Vamos a señalar los más importantes:

Validez de la Fórmula Mágica de Greenblatt.

La fórmula multiplica Retorno sobre el capital y Rentabilidad, calculados de siguiente manera:

Retorno sobre el capital = EBIT/(capital neto circulante + activos fijos)
Rentabilidad = EBIT/valor de empresa(*)

Aquí comentamos las primeras reflexiones:

  1. ¿Es esa la mejor manera de calcular el retorno y la rentabilidad? Quizá en su momento si, pero ¿qué pasa ahora con tantas empresas que apenas tienen activos fijos? ¿Sigue siendo válida?
  2. Pensemos en las empresas cíclicas, o en momentos en los que un determinado sector atraviese una crisis… todas las empresas rentables cuyo precio se vea afectado ocuparían los primeros puestos del ranking… ¿Nos olvidamos entonces de la diversificación?
  3. “La fórmula mágica puede fallar unos años, pero a largo plazo vence al mercado.” Parece casi que aplicar este método es como dar un salto de fe, puede que no veamos el resultado hasta pasados muchos años… Pero, ¿y el coste de oportunidad?

Es muy interesante, para quien quiera profundizar más, leer la entrada de Reasonable Deviations: A critical look at Greenblatt’s Magic Formula.

Análisis del Método de Joel Greenblatt

Supongamos que estamos de acuerdo en automatizar nuestra forma de invertir. ¿Es el método de Greenblatt tan bueno como dice?

Pues hemos de decir que en conjunto fuimos muy críticos, aunque también supimos valorar su mérito.

Veamos:

  1. Value Investing Los libros, como las películas, para entenderlos debes situarte en el momento en que se escribieron o se filmaron. La primera edición es de 2008, justo en plena crisis, pero defiende el éxito del método en una época en la que el value funcionó muy bien. Pero ¿Qué habrá pasado en los últimos 5-6 años? ¿Qué pasaría si aplicáramos el método ahora? El consenso fue de duda: el mercado, los inversores, las empresas… todo funciona diferente y el value no pasa por su mejor época. Además, en un periodo corto (como el que considera la Fórmula Mágica en su cálculo) el valor del Retorno sobre el Capital es discutible, es decir, pueden aparecer empresas con alta rentabilidad, pero sin un MOAT duradero como suelen tener las empresas value. Dicen por ahí que “Una empresa con MOAT siempre tiene un ROIC alto, pero una empresa sin MOAT puede, a veces, tener un ROIC alto”.
  1. Ibex35 “Funciona en casi todos los mercados extranjeros examinados”. Un amigo, que en su día hizo su propio análisis, expuso que el mercado español no debieron examinarlo y pone en duda que funcione por tres motivos: el volumen de negocio, la cantidad de empresas y el tipo de empresas (el Ibex dominado básicamente por la banca, sector que Joel Greenblatt sugiere eliminar del ránking). Desde luego ¡es una observación a tener en cuenta!
  1. Rotación anual Las acciones se mantienen durante un año en cartera y luego se sustituyen por empresas nuevas… Espera, ¿un año? ¿no es eso poco tiempo? Para unas será poco tiempo, para otras el suficiente. Seguramente depende de si las compras justo en el momento previo a su revalorización o no. Bueno, siempre podemos dejar alguna durante más tiempo … no, no podemos porque entonces eliminamos la automatización… ¿Y qué pasa con la fiscalidad al comprar y vender todos los años? ¿Qué pasa si en el momento de vender la empresa, pasado un año, sigue en la lista de empresas a comprar? No la vamos a vender para recomprarla nuevamente ¿no? Pero ¿Tendría entonces sentido mantenerla?
  1. Pionero → Joel Greenblatt fue un pionero. Y eso no puede negarse. Hoy en día es normal hablar de algoritmos, sistemas automatizados, Roboadvisors, Factor Investing, análisis Quant… etc. Pero, si volvemos a lo de situarnos en el momento inversor de Joel Greenblatt… ¿Cuántos inversores habían creado modelos para automatizar la inversión? Lo dicho, fue todo un pionero y eso tiene mucho mérito.
  1. Estadística → El modelo de la Fórmula Mágica no es más que un modelo estadístico. Y así hay que considerarlo. No es magia, es estadística. Se basa en la probabilidad. Si inviertes en cierto tipo de empresas y las mantienes por cierto tiempo, la probabilidad de batir el mercado es x. En el mismo libro dice que la probabilidad de éxito es más alta en empresas de baja capitalización. Obvio, ya que esas empresas son más volátiles, luego si se revalorizan lo harán más rápidamente. ¿Es posible que el nombre de la fórmula no sea el más adecuado?

Conclusiones

El Pequeño libro que vence al Mercado es un libro de obligada lectura en lo que a filosofía de inversión se refiere. La explica con sencillez y claridad. Pero si buscas un método o una fórmula mágica para invertir… cuidado. Porque hay más miga de la que parece.

¿Puede funcionar? Quizá sí. Como nosotros decimos siempre, al final lo importante es saber cuál es tu objetivo, definir un estilo de inversión, y ser fiel y constante. (Ojo, esto no quiere decir que no se pueda cambiar de estrategia, pero hay que darle tiempo😉)

Volviendo a la filosofía y a pesar de que nosotros somos value, siempre que leemos libros de esta época nos preguntamos ¿Siguen siendo válidos (releer: “Teoría de Warren Buffett y Charlie Munger ¿Me sirve de algo?”? Por supuesto, se aprende mucho de ellos, pero esa época era muy distinta a la actual. Para nosotros, la fórmula mágica de Greenblattt puede ser una buena fuente de ideas de inversión. Pero a su filtro, nos gusta aplicarle el nuestro propio, a modo de “doble filtro”. Si tienes tiempo y sabes analizar empresas, nos parece mejor que simplemente quedarnos con las 20 primeras. Ahí es donde cada uno tiene que saber lo que busca y cómo se siente cómodo invirtiendo.

Cabe decir que el Apéndice de la última versión del libro, si bien el autor indica que no es necesario leerlo, nosotros creemos que sí es importante, ya que ahí hace aclaraciones importantes sobre su fórmula y responde a comentarios y dudas que ha recibido a raíz de la primera versión.

A modo de anécdota, y sin poder considerarse estudio estadístico ni nada por el estilo, comentaremos que en febrero de 2020 empezamos a formar una Mini Cartera Greenblatt utilizando el método de la Fórmula Mágica y, justo antes de la caída de marzo (entre los días 10-21 feb) habíamos comprado 4 acciones: $JAZZ, $MED, $OMC y $ALSN. Con la caída de marzo dejamos de lado esta iniciativa para dedicarnos a buscar oportunidades dentro de nuestro radar, pero a día de hoy y casi a punto de cumplirse la fecha en la que habría que hacer la primera rotación, el paquete de acciones ha tenido una rentabilidad de 32,5% a pesar de que los resultados individuales son dispares:

$OMC = -17.44%
$ALSN = -0.07%
$JAZZ = +8.17%
$MED = +60,91%

¿Casualidad? ¡Quién sabe! ¡Pero puede que nos animemos a retomar el experimento!

Y ya, para finalizar quisiéramos resaltar la siguiente cita del capítulo 11 del libro:

“¡La mayoría de las personas no invierten en bolsa en solitario!” _ Joel Greenblatt

Consejo no solicitado: Si puedes compartir tus lecturas y tus ideas de inversión con un grupo de amigos ¡Hazlo! Y si no puedes, ¡busca nuevos amigos! Es mucho más enriquecedor.

Y tú, ¿has leído el libro? ¿Añadirías alguna reflexión más? ¡Déjala en los comentarios!

Comparte si te ha gustado:

4 comentarios en “Destripamos “El pequeño libro que vence al Mercado””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad