Las 5 playas que visitamos en Ubatuba y alrededores (Brasil)

La mayoría de los extranjeros que visitan Brasil van al Nordeste, o a Iguazú, o al gran Rio de Janeiro. Pero Brasil tiene lugares maravillosos y menos conocidos en el exterior. Nosotros hemos estado donde veranean millones de brasileños y que, además, es paraíso de muchos surfistas. Vamos a hablarte de las 5 playas que visitamos en Ubatuba y alrededores.

playas de ubatuba brasil

En Brasil, entre Sao Paulo y Rio de Janeiro, se encuentra el Parque Estatal Serra do Mar. Es la mayor área de protección integral de toda la Selva Atlántica y está organizada en núcleos. Pues bien, el núcleo Picinguaba —situado en Ubatuba— es uno de los pocos donde la selva llega hasta el mar dando lugar a paisajes paradisíacos.

Ubatuba era una aldea indígena que en el siglo XVI se disputaron colonizadores franceses y portugueses (ganaron éstos últimos). De aldea pasó a ser villa y en el siglo XIX, cuando alcanzó su máximo esplendor, fue nombrada ciudad… pero con el tiempo fue cayendo en decadencia.

Fue en 1933 cuando se construyó la primera carretera entre Taubaté y Ubatuba (la SP-125) —hasta entonces sólo había un camino— facilitando el acceso a la zona y el desarrollo del turismo local. Y posteriormente, en 1975, se construyó la carretera BR-101 que une Rio de Janeiro con Santos (en la costa de Sao Paulo) por todo el litoral, pasando por Ubatuba, lo que terminó de impulsar el desarrollo turístico de la zona, siendo actualmente esta actividad su principal fuente de ingresos.

Una vez más, las carreteras como infraestructuras claves en el desarrollo de una región 😉.

Dos curiosidades:

  • Por Ubatuba pasa la línea del Trópico de Capricornio.
  • Hay unas 24 islas e islotes y, entre la costa y las islas, 102 playas diferentes en total.

De estas 102 playas, nosotros estuvimos en 5.


5 playas de Ubatuba, Brasil

#1 Playa Almada

Playa de aguas tranquilas y arena fina, limitada por selva atlántica y bolones de granito.

Esta playa de Ubatuba es accesible en coche y tiene varios restaurantes y quioscos que ofrecen hamacas, sombrillas, comida y bebida a los visitantes. Esto es muy habitual en las playas de Brasil y, la vedad, facilita mucho para los que no vamos con la sombrilla a cuestas.  

Desde esta playa y dando un corto paseo, llegas a la Playa do Engenho que está justo al lado, y que es muy parecida pero más pequeña.

Ese día salió nublado, pero nos bañamos igual y el agua estaba estupenda.

#2 Playa Santa Rita

Esta es una pequeña playa a la que se accede a través de una urbanización privada y nos llamó la atención porque parece un lago de montaña ya que desde la arena parece que está rodeada de montañas y sin acceso al mar.

Desde la calle donde aparcas hasta la playa hay una escalera franqueada por palmeras desde donde todo el mundo se sacaba fotos. Nosotros también.

Al estar dentro de una urbanización, la playa no tiene restaurantes, pero sí un par de food trucks que facilitan el servicio de sillas, sombrillas y algo de tomar.

Al fondo de la bahía se veía una marina, y el área estaba limitada por una hilera de bollas así que entendimos que en temporada alta deben practicarse varios deportes náuticos.

El agua estaba como un plato, pero más fría que en Almada.

#3 Playa de Félix

El día que fuimos a Félix nos cayó una tormenta monumental al poco de llegar, así que la disfrutamos poco. Pero sí vimos que es una playa más abierta, de bastante longitud y más como para practicar surf —aunque nos dijeron que en el extremo derecho el baño es más tranquilo.

¡Increíble la vegetación que llega hasta la misma playa!

Se accede por una carreterita que ya de por si valió la pena, y nosotros llegamos hasta un restaurante que tenía incluso zona de Chill Out ¡En Nochevieja debe llenarse!

#4 Playa Prumirim

Como este día salió un sol bien potente, nos dimos el lujo de instalarnos en las hamacas del Jundú Praia Bar.

Una de las playas más bonitas de Ubatuba. Tiene como 1km de largo y varias cosas curiosas:

  • En uno de sus extremos, esconde un pequeño lago de agua dulce que vierte sus aguas al mar, ya que está a mayor cota.
  • Por un caminito se llega a la pequeña Playa Canto Itaipú, desde donde puedes coger un barco que te lleva a la Isla del Prumirim. Dicen que allí es un buen punto de buceo. La verdad es que se veían ir barcos también desde otros puntos.
  • Es una playa de olas y con un escalón muy cerca de la orilla, así que entrar era fácil, pero para salir había que cogerle el punto. La diversión en la playa era ver cómo las olas derrumbaban a algunos bañistas 😂.

#5 Playa Trindade

En los alrededores de Ubatuba, y más cerca de Rio de Janeiro, encontramos Villa Trindade, en el distrito de Paraty. Fue en los años 70 un paraíso hippie. Ahora es una villa de restaurantes, pescadores, posadas y tiendas de artesanía.

Es la playa más saturada de restaurantes y sombrillas.

Desde ahí puedes ir a pie hasta la Playa Cachadaço, pasando por la Playa del Medio. Ambas bastante solitarias comparadas con Trindade. Y desde estas playas salen varias rutas de senderismo.

Nosotros nos animamos a hacer la ruta hasta las Piscinas Naturales de Cachadaço. Un sedero a través de la selva, con subidas y bajadas entre raíces de árboles y rocas. Además, como el día anterior había llovido, algunas zonas estaban embarradas. Sobra decir que hacer senderismo selvático en chanclas es medio complicado 😅.

Las piscinas naturales marinas estaban formadas por enormes bolones de granito, que apenas dejaban hueco para que entraran y salieran unas barcas con las que regresamos a Trindade.

Paraty

Y si visitamos Trindade, tenemos que visitar Paraty. Ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2019, situada en el litoral sur de Rio de Janeiro, cerca de Trindade. 

El centro histórico es reflejo del periodo colonial. Está formado por calles empedradas y casas blancas, pero con ventanas y puertas coloridas. Vale la pena pasear por las calles y echar un vistazo a las tiendas de artesanía, o comer una muqueca de camarão en cualquiera de sus restaurantes.  

Si vas por la zona ¡no dejes de visitarla!

A pesar de estar en la costa, las playas de Paraty no son muy turísticas. La población prefiere ir a la zona de Trindade. Pero lo que sí hay es mucha oferta de paseos en barco.



Conclusiones

En la región de Ubatuba la Selva Altlántica llega hasta el mar y crea paisajes que no se ven en cualquier parte.

Habría muchas cosas que contar sobre nuestro viaje por las playas de Ubatuba y alrededores, pero destacamos estas:

  • La carretera BR-101 es preciosa. Selva a un lado y mar al otro ¿En cuántos sitios puedes disfrutar de una ruta como esta?
  • La vegetación es peculiar y asombrosa. Palmeras de distintos tipos, plataneras, árboles de diferentes tipologías y tamaños, plantas de flores tropicales, enredaderas… Llama mucho la atención.
  • Las 102 playas de Ubatuba son para todos los gustos: playas con olas para surfistas y para no surfistas, playas de aguas tranquilas, playas largas y abiertas, o si las prefieres más acogedoras, unas más accesibles, otras más escondidas…
  • Y a pesar del turismo, se mantiene el estilo sencillo de villas de pescadores. No son playas urbanizadas y modernizadas, sino que mantienen su encanto natural.

Sin duda un viaje en familia que hemos disfrutado y que añadimos a nuestra lista de inversiones en experiencias.

Gracias por leernos y ¡buenas inversiones! 😉

Comparte si te ha gustado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: C&M inversores.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, incluyendo aquellas con fines analíticos, de afiliación y de publicidad acorde a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad