Invertir en buenas empresas ¿En qué ratios nos fijamos?

Cada vez son más las personas interesadas en poner a trabajar su dinero. Dependiendo del conocimiento que se tenga y del tiempo disponible, entre otras cosas, nos decantamos por Fondos de Inversión o por formar una cartera de acciones. A veces, combinamos ambas cosas. Sin embargo, muchas personas evitan invertir en acciones porque no saben cómo seleccionarlas. Hoy vamos a contarte en qué ratios nos fijamos cuando buscamos invertir en buenas empresas.

¿Te interesa? ¡Vamos!

Buscar empresas
Imagen de Tumisu en Pixabay

Invertir en Renta Variable

Vivimos un momento interesante con respecto a la renta variable, especialmente la americana, que es donde nosotros invertimos más. El mercado bursátil americano viene subiendo desde mediados de 2009 prácticamente sin parar. Ni las fuertes caídas de 2018 y 2020 fueron suficientes como para iniciar un mercado bajista de largo plazo, como fue el de 2008.

Entonces, cuando vemos el gráfico del SP500 podemos sufrir de vértigo y nos preocupa que pueda frenarse y cambiar de tendencia en cualquier momento.

La preocupación puede aumentar si, en lugar de pensar en invertir en un índice, pensamos en invertir en empresas.

La idea de invertir en empresas cotizadas en bolsa es sencilla. Básicamente consiste en elegir una buena empresa y comprarla cuando el precio de sus acciones esté por debajo de su valor intrínseco.

Claro, aquí nos encontramos con el primer obstáculo: ¿Qué empresa es buena y qué empresa es mala? 

Invertir en buenas empresas es sencillo, pero no es fácil.

La respuesta a esta pregunta depende de muchas variables relacionadas con la empresa, su equipo gestor y el sector a la que pertenece. Compilar toda la información sobre una empresa específica para determinar si es buena o mala para invertir nuestro capital es una tarea enorme.

¡Imagínate hacer lo mismo para 15 empresas antes de formar una cartera! Solo de pensarlo ya nos desanimamos y abandonamos la idea.

Así pues, es común que mucha gente invierta en empresas sólo por lo que se comenta sobre ellas en Internet o en grupo de amigos. Lo hacen sin saber el porqué, ni tienen la convicción de si la empresa es buena o no. Y cuando viene un mercado bajista el pánico se apodera del inversor y termina vendiendo todo en el peor momento.

El mayor riesgo en este tipo de inversión es creer que una empresa es buena sólo por los comentarios de amigos o redes sociales.

Por otra parte, también hay muchos inversores particulares que invirtieron en una buena empresa hace 10-20 años, pero no saben si dicha empresa sigue siendo buena a día de hoy. Y así mismo, la siguen recomendando.

Así que, como solemos decir…. ¡Haz tus deberes!

Analizar una empresa. Ratios principales.

La buena noticia es que gracias a Internet el trabajo de análisis de empresa se ha simplificado muchísimo en las últimas décadas. Podemos encontrar fácilmente la información necesaria para calcular las ratios en páginas web como gurufocus.com, seekingalpha.com o morningstar.es.

Pero aquí volvemos al problema anterior. ¿Qué ratios o métricas debemos mirar en cada empresa?  Vamos a comentarte las ratios que nosotros miramos para determinar si estamos ante una buena empresa.

El objetivo es determinar si la empresa es buena o sigue siendo buena actualmente y mitigar el riesgo al invertir nuestro capital.

Las ratios más importantes para nosotros a la hora de evaluar una empresa son:

MEDIDA DE RENTABILIDAD DE UNA EMPRESA.

ROIC – Return of invested capital

El rendimiento del capital invertido (ROIC) es un cálculo que se utiliza para evaluar la eficiencia de una empresa en la asignación del capital bajo su control en inversiones rentables. El ROIC da una idea sobre cómo de bien una empresa está utilizando su capital para generar ganancias.

Nosotros buscamos empresas que tengan el ROIC como mínimo un 10% de promedio en los últimos 10 años. Lo ideal sería que el ROIC esté subiendo a lo largo de los años. Un ROIC superior a 15% es excelente. Empresas con promedio inferior al 10% no nos interesa y no perdemos nuestro tiempo evaluándolas.

MEDIDA DE CRECIMIENTO DE LA EMPRESA

Tasa de crecimiento de las ventas (Ingresos)

Esta es una importante métrica a la que prestar atención. Si una empresa está aumentando sus ventas significa que su producto o servicio tiene demanda entre los consumidores y la empresa tiene potencial de crecimiento.

Lo ideal es que el promedio de la tasa de crecimiento de las ventas de una empresa en los últimos 10 años sea igual o superior a 10%. Y de preferencia que tenga una tendencia alcista constante a lo largo de los años.

Tasa de crecimiento de los beneficios (EPS)

Los beneficios por acción es resultado de dividir el beneficio neto de la empresa entre el número de acciones. Está en los informes que la empresa presenta cada trimestre y es uno de los valores más señalados.

Buscamos empresas que tengan una tendencia alcista sin sobresaltos de los beneficios. Evitamos empresas que un año tienen un EPS 10, en el siguiente EPS -2, luego EPS 5. Esta variación no nos da seguridad para estimar la tasa de crecimiento futura de la empresa. Lo ideal es un crecimiento regular.

Nosotros buscamos una tasa de crecimiento promedio de 10% en los últimos 10 años.

Tasa de crecimiento del flujo de caja operacional

El flujo de caja operacional es la cantidad de dinero generado por una empresa en su negocio. Indica si una empresa está generando flujo de caja positivo suficiente como para mantener y hacer crecer su negocio.

El valor del flujo de caja operacional está indicado en el Estado de Flujo de Efectivo de una empresa como “Operating cash Flow” o “Cash Flow from operating activities”.

La tasa de crecimiento del flujo de caja operacional debe estar alineada con la tasa de crecimiento de los beneficios. Eso nos dice si la empresa está teniendo beneficios reales o solo beneficios virtuales.

Buscamos empresas que tengan una tasa de crecimiento del flujo de caja operacional superior a 10% de promedio en los últimos 10 años. Pero debemos compararla con la tasa de crecimiento de los beneficios para ver si los valores son coherentes entre sí.

Tasa de crecimiento del Equity + dividendo

Las empresas que tienen una tasa de crecimiento positiva del Equity tendrán una plusvalía en el capital acumulado, y podrán invertir este capital para seguir creciendo. Hay que tener cuidado porque muchas empresas buenas deciden retornar el Equity a los accionistas, y cuando miramos su estado financiero el Equity es igual a cero o negativo. Es el caso de Home Depot (HD) entre los años 2019 y 2020.

Nosotros calculamos la tasa de crecimiento en los últimos 10 años sumando el Equity por acción más el dividendo por acción. Buscamos empresas que tengan una tasa de crecimiento del Equity más dividendo con un promedio de 10% en los últimos 10 años.

DEUDA DE LARGO PLAZO

Nosotros evitamos empresas con elevada deuda en sus estados financieros. Principalmente ahora que las tasas de interés están bajas, pero se empieza a hablar de aumento de la inflación. ¿Por qué? Porque en el momento que la tasa de interés aumente, la empresa tendrá más dificultad de pagar dicha deuda.

De manera general, dividimos la deuda por el beneficio del último año de la empresa para estimar el número de años que una empresa tardaría en pagar la deuda sólo con los beneficios generados. Preferimos empresas que tengan una ratio menor o igual a 2. Pero para nosotros es aceptable una ratio menor o igual a 5. Para números superiores a 5 años es necesario evaluar el motivo. Algunas veces un aumento de deuda se debe a la inversión en alguna fábrica que podrá aumentar las ventas de la empresa en el futuro, por ejemplo.

También es bueno comparar con otras empresas del sector, y evaluar si el nivel de deuda está en el promedio de deuda de empresas afines.

FREE CASH FLOW

El Free Cash Flow nos informa del capital excedente de la operación de la empresa. Es el capital que podrá devolverse a los accionistas en forma de dividendo o utilizarse en la propia empresa para generar más crecimiento futuro.

Se calcula según la siguiente fórmula:

Free Cash Flow = Operating Cash Flow – Capital Expenditures

Para nosotros esta métrica es una de las más importantes. Nosotros no invertimos en empresas con Free cash Flow negativo.


Conclusión

Invertir en buenas empresas es sencillo, pero no es fácil. Analizar una empresa en profundidad requiere mucho tiempo y esfuerzo, pero un buen punto de partida _que sirve para hacer un primer filtro y, además, un buen control posterior_ es repasar sus principales ratios financieros.

Como en todo, cada maestrillo su librillo.

El nuestro, nos fijamos en estas ratios:

✅ Tener más de 7 años cotizada en bolsa, preferible más de 10 años.
✅ ROIC > 10% en los últimos 10 años, de preferencia ascendente.
✅ Tasas de crecimiento > 10% en los últimos 10 años, de preferencia ascendente.
✅ EPS > 10% en los últimos 10 años, y sin variaciones bruscas.
✅ DEUDA inferior a 5X comparada con los beneficios (DEUDA / BENEFICIOS <= 5 años)
✅ Flujo de caja libre positivo en por lo menos 8 años de los últimos 10 años.

En nuestra opinión, si una empresa tiene estas ratios con buenos valores podemos considerar que la empresa es buena y probablemente lo seguirá siendo en los próximos años.

Pero si una empresa no ha podido mantener las tasas de crecimiento en el pasado ni la rentabilidad sobre el capital invertido, tiene mucha deuda y flujo de caja libre negativo, probablemente no podrá hacerlo en el futuro.

Por lo tanto, si una empresa no cumple nuestro filtro, no perdemos más tiempo con ella. Somos inversores particulares. No tenemos ni el tiempo ni los recursos que tienen las grandes agencias analistas para evaluar en detalle el negocio de una empresa así que, si las métricas no son lo suficientemente buenas, mejor enfocarnos en otra empresa.

Al final de cuentas, queremos mitigar el riesgo en nuestras inversiones y estas ratios nos ayudan a decidir en qué empresas vale la pena poner nuestro dinero.

Con nuestro filtro, podemos decir que superamos el primer obstáculo del que hablábamos al principio ¿Cómo saber si una empresa es buena o mala? Podemos decir que estamos ante una buena empresa, y podemos dedicar más tiempo a entender su negocio, su MOAT y, si decidimos invertir porque creemos que seguirá siendo una buena empresa en el futuro, sólo faltaría estimar a qué precio nos gustaría comprar las acciones y esperar a que llegue ese momento.

Y ahora cuéntanos ¿cuál es tu librillo? ¿En qué te fijas antes de empezar a analizar a fondo una empresa?

¡Gracias por leernos y buenas inversiones!

Comparte si te ha gustado:

2 comentarios en “Invertir en buenas empresas ¿En qué ratios nos fijamos?”

  1. Muy bueno,para la segunda parte podréis hacer un caso práctico de una empresa X sin develar nombre y que vuestros suscriptores vean cómo se hacen cálculos, de donde se obtienen datos…seguro aportará mucho valor !Es solo una sugerencia.
    Enhorabuena!

    1. Hola Alex, muchas gracias por tu comentario y tu sugerencia!! Tomamos nota!
      Por cierto, nosotros encantados de recibir sugerencias sobre entradas, así sabemos qué temas o qué enfoques interesan más.
      Un saludo y gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, incluyendo aquellas con fines analíticos, de afiliación y de publicidad acorde a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Ver Política de cookies
Privacidad