Por qué tienes que fijarte en el Flujo de Caja Libre (Free cash Flow)

Una manera de analizar el negocio de una empresa es calcular el Flujo de Caja Libre o Free Cash Flow. Para nosotros y para la mayoría de los inversores es una de las cosas más importantes a tener en cuenta antes de invertir en una empresa. ¿Por qué? Hoy te explicamos los motivos.

Free Cash Flow, Flujo libre de caja, Dinero libre en caja
Imagen de S K en Pixabay

Por qué es importante el Flujo de Caja Libre en el proceso de inversión.

El dinero es para las empresas lo que la sangre es para nosotros. Una empresa que no genera dinero, difícilmente seguirá operando en el largo plazo.

Es de sentido común.

Por ello, una empresa que genere más dinero que otra debería valer más. Y esto nos sirve para comparar empresas entre sí. La que mayor Free cash flow tenga, más solvencia tendrá.

En simple castellano, el Flujo de Caja Libre es el dinero que sobra al final de un periodo contable tras cubrir los gastos de operación o cualquier compra de activo.

Además de ser importante, esta métrica nos gusta porque es más difícil de manipular por los gestores de una empresa que otras métricas, ya que su cálculo está basado en el flujo del capital de la compañía. Se calcula en función a los ingresos y salidas de dinero de las cuentas.

Entonces, el flujo de caja libre es ganancia para la empresa. Y con este dinero que sobra la empresa puede hacer 5 cosas:

  • Pagar dividendos a los accionistas;
  • Invertir en el crecimiento del negocio;
  • Pagar deuda;
  • Comprar acciones propias;
  • Mantener un fondo de emergencia para periodos de crisis.

Si los gestores lo gestionan bien, todos los puntos de arriba son positivos para los inversores. Especialmente si el inversor tiene una orientación a la estrategia de dividendos, ya que si una empresa tiene un alto Free Cash Flow constantemente es muy probable que el dividendo se mantenga seguro en los próximos años.

Cómo calcularlo

Se calcula según la siguiente formula:

FCF = Net cash from operating activities – Capital expenditure.

En ESTE ENLACE puedes ver de dónde sale cada ítem de la formula.

Numerosos estudios muestran que las empresas con flujo de caja libre más altos suelen tener rentabilidades más altas que el resto.

Dicho eso, nosotros creemos que la cotización de las empresas en el largo plazo tiende a seguir la variación del FCF de la empresa.

Veamos algunos ejemplos:

Flujo de Caja Libre y Cotización de la acción

Como podemos observar en esta muestra, existe una fuerte correlación entre los Flujos de Caja Libre de los últimos 10 años de algunas empresas y su cotización. Recordemos también que la definición de valor intrínseco es el valor presente del Free Cash Flow futuro de la empresa.



Conclusión

El Flujo de Caja Libre es el dinero que le sobra a la empresa al final de un periodo contable tras cubrir los gastos de operación o cualquier compra de activo.

Puede utilizarse para reparto de dividendos entre los accionistas, pago de deuda, recompra de acciones, reinversión en el crecimiento del negocio o mantener un fondo de emergencia. Cualquiera de esas opciones es buena para el accionista y la empresa.

Se calcula en función a los ingresos y salidas de dinero de las cuentas y es una métrica difícil de manipular, por lo que resulta muy fiable a la hora de evaluar la calidad de una empresa. Además, existe una fuerte correlación entre los Flujos de Caja Libre de los últimos 10 años de algunas empresas y su cotización.

📌 Por todo lo anterior debemos buscar empresas con el FCF alto y creciente.

En nuestro checklist de ratios financieras que miramos antes de hacer un análisis más profundo de una empresa tenemos como regla que el flujo de caja libre debe tener como mínimo 8 años positivos en los últimos 10 años —aunque preferimos que sean todos los años positivos.

Este simple análisis para seleccionar empresas en las que invertir nos ayuda a mitigar muchos problemas en el futuro:

✅ Las buenas empresas tienen un Flujo de Caja Libre robusto.
❌ Huiremos de empresas con FCF débil o inexistente.

Y esto es todo por hoy.

Gracias por leernos y ¡buenas inversiones! 😉

Comparte si te ha gustado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, incluyendo aquellas con fines analíticos, de afiliación y de publicidad acorde a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Ver Política de cookies
Privacidad