Dividendos y Recompra de acciones ¿Son útiles?

Estamos llegando al final de una serie de entradas donde hemos ido comentando algunas estrategias que sirven para disminuir la base de costo de una acción. Hasta ahora nos hemos centrado en técnicas que podemos aplicar nosotros mismos, que están bajo nuestro control. En la de hoy vamos a comentar dos técnicas que ya no dependen de nosotros, sino de la empresa en la que invertimos: Los dividendos y la recompra de acciones.

La empresa recompensa al accionista
Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay - ¿Está la empresa ayudando al accionista?

A modo de recapitulación, este hilo de entradas nacía del deseo de buscar estrategias para mejorar la rentabilidad de una inversión, y en aquel primer artículo concluimos que la clave era bajar la base de costo de nuestras acciones y había 5 técnicas diferentes de las que hemos estado hablando en sucesivas entradas:

  1. Comprar acciones en tramos y en periodos diferentes. Esperábamos a que el precio se acercara al ideal de compra, y dividíamos la compra en paquetes. Así evitábamos tratar de hacer timing en el mercado y conseguíamos un precio promedio de entrada mejor que si compráramos todas las acciones de una vez.
  2. Vender algunas acciones para poder ganar más. Aprovechábamos las subidas de los precios de las acciones para poder rescatar parte del capital invertido y mejorar así la rentabilidad final.
  3. Utilizar opciones para crear flujo de caja con las acciones que tenemos o queremos tener. Vimos ejemplos de cómo usar PUTs y CALLs cubiertas para bajar la base de costo incluso antes de comprar las acciones.
  4. Invertir en empresas con dividendos – Equity Bond
  5. Que la empresa realice recompras de acciones

Ahora nos queda comentar los últimos dos puntos, Dividendos y Recompras de acciones.

Decidimos hablar de los dos puntos conjuntamente porque entendemos que la decisión del dividendo y la recompra de acciones no está en nuestro control, sino de la gerencia de la empresa.

¿Pero por qué estos dos ítems tan comentados son una buena herramienta para bajar nuestra base de costo?

Veamos.


Recompra de acciones.

¿En qué consiste?

Existen diferentes maneras de que una empresa pueda retornar el capital a los accionistas, y una de ellas es la recompra de acciones.

Esto ocurre cuando una empresa cotizada en bolsa decide recomprar sus propias acciones. La recompra de acciones puede ser realizada de dos maneras:

  • Compra directa de sus acciones en el mercado bursátil.
  • Oferta pública: Los accionistas de la empresa reciben una oferta pública donde se les ofrece la compra de una parte o la totalidad de sus acciones en un plazo determinado. La oferta indicará la cantidad de acciones que la empresa desea recomprar y un rango de precios para las acciones. Los inversores que acepten la oferta indicarán cuántas acciones quieren ofertar junto con el precio que están dispuestos a aceptar. Una vez que la empresa haya recibido todas las ofertas, encontrará la combinación adecuada para comprar las acciones al menor costo.

Uno de los objetivos de los gestores de una empresa es maximizar el retorno a los accionistas. Con la recompra de las acciones los ratios financieros de la empresa mejoran conforme podemos ver abajo con el ejemplo de una recompra de 1.000.000 de acciones a $12:


Antes de la recompra

Después de la recompra

Caja

$50,000,000

$38,000,000

Activos

$70,000,000

$58,000,000

Beneficios

$6,000,000

$6,000,000

Acciones en circulación

15,000,000

14,000,000

ROA

8,57%

10,35%

Beneficio por acción

$0.40

$0.43

Se puede ver que el Retorno sobre los activos antes de la recompra es de 8,57% ($6.000.000/$70.000.000) y después es de 10,35% ($6.000.000/$70.000.000) y el Beneficio por acción antes y después son $,40 ($6.000.000/15.000.000) y $0,43 ($6.000.000/14.000.000).

Junto con la mejora de los beneficios por acción y retorno sobre los activos, la recompra de acciones mejora la ratio PE de la empresa. Supongamos que el precio siga igual a $12 después de la recompra. El PE anterior es de $12/$,40 = 30 y después de la recompra el PE bajaría a $ 12/ 0,43 = 27,90

¿Para qué o cuándo las empresas hacen las recompras de acciones?

Te lo cuento:

  • Cuando el capital sobrante sin uso es oneroso: Cuando una empresa ya es madura y no le hace falta utilizar mucho capital para seguir creciendo, o no tienen otras posibilidades de invertir el exceso de capital de la caja, lo utilizan para recomprar acciones.
  • Para que el pago del dividendo sea más económico: Si disminuye el número de acciones, la empresa utilizará menos capital para pagar la misma cantidad de dividendo que pagaba antes de la recompra. En periodos de crisis ayuda a la empresa a gastar menos con dividendos y mantener el precio de las acciones más estable.
  • Cuando el precio de la acción está devaluado: La empresa puede aprovechar para recomprar acciones a un precio más bajo de su valor intrínseco y, futuramente, cuando el precio de la acción vuelva a subir la empresa puede venderlas nuevamente para generar ganancia de capital.
  • Para mitigar el efecto de las recompensas vía stock options o vía entrega de acciones a los directivos: Cuando la empresa retribuye a sus directivos con opciones sobre acciones o acciones directamente, se da un efecto dilutivo (reducción del precio por acción) para los accionistas por el aumento de acciones circulantes. La recompra de acciones busca equilibrar el aumento de acciones en el mercado.

¿Es bueno que hagan recompra de acciones?

Como todo en la vida, existe el lado bueno y el malo. En el caso de la recompra de acciones también existe el lado malo por algunas razones. Dos de ellas pueden ser:

  • Si la empresa solicita un préstamo para recomprar acciones: En realidad la empresa no está generando el capital suficiente para tener un exceso de capital. Y para realizar la recompra de acciones tiene que recurrir a un préstamo. Es una operación sin necesidad y que genera pérdida para los accionistas. Cuando ocurre eso es porque los directivos de la empresa reciben compensaciones según el precio de las acciones en el mercado. Su único objetivo es aumentar el precio de la acción. Esto no es bueno.
  • Si el precio de la acción está sobrevalorado: Si se hace recompra de acciones cuando el precio de la acción está por arriba de su valor intrínseco, genera una rentabilidad más baja sobre el capital empleado en la operación, lo cual es desventajoso para el accionista. Esto, tampoco es bueno.

¿Cómo sé si una empresa está recomprando acciones?

Ahora que ya sabemos que cuando la recompra de acciones se ejecuta adecuadamente el resultado para los accionistas es bueno, lo siguiente sería saber cómo averiguo si una empresa está recomprando acciones.

El mejor sitio para encontrar esta información son los informes financieros de la empresa. En EE.UU. la información está en los informes llamados 10K que ya vimos, disponibles en sus páginas de internet o en la página de la SEC Americana ( similar a la CNVM de España)  https://www.sec.gov/edgar/searchedgar/companysearch.html

Aquí un ejemplo del informe de INTC de 2020:

10K INTEL recompra de acciones

Nosotros siempre aconsejamos informarse de la fuente original, pero si no se quiere mirar en los EEFF, se puede entrar en la página de gurufocus.com (página en inglés) y en las definiciones buscar por las acciones en circulación y ver si la empresa está aumentando o disminuyendo el número de acciones.

Reparto de dividendos – Equity Bond

Igual que la recompra de acciones, el pago de dividendos no está bajo el control del inversor, sino de la gerencia de la empresa. Si un inversor está interesado en comprar acciones por los dividendos que se reparten, deberá consultar alguna de las muchas páginas web que facilitan el historial de pago de dividendos, como por ejemplo www.seekingalpha.com.

Nuestro objetivo como inversor de gestión activa de la cartera es recuperar el dinero lo más rápido posible. Y una de las maneras es cobrar los dividendos pagados por la empresa.

Los dividendos son una forma de retribución a los accionistas en forma de dinero, acciones u otra definida por la empresa. El tipo más común es en forma de dinero. Su periodicidad puede variar desde mensual hasta anual, o incluso puntual sin la necesidad de repetirlo en el futuro.

El pago de los dividendos y su valor es aprobado por la junta directiva de la empresa y no es fijo. Puede aumentar o disminuir. Tras aprobarlo, la empresa debe divulgar las fechas claves, que son:

  • Fecha de ex dividendo: los poseedores de acciones de esta empresa hasta esta fecha tienen el derecho de cobrar el dividendo.
  • Fecha de pago del dividendo: cuando el dividendo es depositado en la cuenta del inversor.

Entonces, ¿cómo podemos mejorar la rentabilidad de nuestra inversión con los dividendos?

Bueno, en nuestra opinión, el inversor tiene que pensar que los dividendos son parte de una estrategia general para bajar la base de costo. Y el resultado de esta estrategia es conseguir un interés cada vez más alto sobre las acciones mediante dividendos.

Muchos conocen a esto como Equity Bond.

Como parte de una estrategia integral de bajar la base de costo de una inversión, utilizamos la herramienta del dividendo para ayudarnos en nuestro objetivo de llegar al costo cero

Lo ideal es buscar empresas que están en crecimiento para que sus dividendos también crezcan a un ritmo aceptable.

Para poner un ejemplo de cómo pensamos en una acción como Equity Bond tomaremos a Pepsico $PEP.

Pepsico es una empresa que ha aumentado su dividendo a una tasa de 7,89% anualizada en los últimos 10 años. Y tiene un historial de crecimiento de su dividendo de 48 años.

Como ilustración, consideramos que un inversor compró la acción hace 20 años. Justo en noviembre de 2000. La acción costaba en el inicio de noviembre del año 2000 exactos $45,00.

En la tabla abajo podemos ver qué pasó con una inversión de $10.035,00 (223 acciones) en aquel momento:

PEP ejemplo rentabilidad dividendo

Nuestra manera de ver y controlar nuestra inversión es como si hubiésemos “prestado” nuestro dinero. Y a cada pago de dividendo es como se fuera el pago del interés sobre el capital prestado.

Así que:

  • En noviembre de 2000 compramos 223 acciones a un costo de $45,00 cada una y una inversión total de $10.035,00.
  • En el primer año que recibimos el dividendo de $ 128,23 nuestra base de costo cae de $10.035,00 a $9.906,78.
  • A medida que pasan los años y vamos cobrando los nuevos dividendos nuestra base de costo va disminuyendo sucesivamente.

Observa que el dividend yield inicial es de 1,28%_ El dividend yield es un ratio que nos muestra la rentabilidad del dividendo sobre el valor de la acción. Pusimos dos columnas de dividend yield para mostrar que el resultado es igual si pensamos en el valor por acción o sobre el capital completo.

A cada dividendo cobrado estamos retirando nuestro capital de la mesa, recuperando capital invertido.  Entonces, a medida que cobramos los dividendos y nuestra base de costo disminuye, el dividend yield con relación a nuestra base de costo crece exponencialmente.

Si todo sigue así, el inversor que siga invertido en Pepsico sin emplear ninguna otra estrategia, recuperaría su capital total en aproximadamente 22 años. A partir de ahí la rentabilidad será infinita sobre el capital invertido. Y la buena noticia es que, si la empresa es buena, los dividendos seguirán en aumento. Es como si uno estuviese invertido en renta fija, pero con intereses aumentando año a año y la recuperación del capital se hiciera a medida que se cobra el dividendo y no al final como la renta fija tradicional. ¡¡¡Eso es lo que se llama Equity Bond!!! 

Lo ideal es poder reinvertir los dividendos en alguna inversión nueva o incluso en la misma si los fundamentos de la empresa siguen buenos y su precio en el mercado sigue atractivo.

¿Los dividendos son siempre buenos?

Pues al igual que la recompra de acciones, no. El dividendo es bueno si el beneficio de la empresa lo permite. Pero no lo es tanto si la empresa reparte más dividendo de lo que se puede permitir, o se endeuda para repartir dividendo. En esos casos hay que analizar con calma qué está pasando y decidir si nos sigue interesando o no mantener la inversión.



Conclusión

Tal y como habíamos dicho, tanto la recompra de acciones como el reparto de dividendos son decisiones que toma la empresa y que, bien gestionados, nos beneficia como accionistas. Pero no tenemos control sobre ellos.

Cobrar dividendos en empresas buenas nos da frutos en una inversión a largo plazo. Pero nuestro punto de vista es que el dividendo es una herramienta más para mejorar la rentabilidad de la cartera. Lo ideal es utilizarla junto con las otras que hemos estado comentando en esta serie de entradas.

Y esto es lo interesante de todo esto: estas 5 maneras de mejorar la rentabilidad de una inversión no son excluyentes, sino que pueden formar parte de una estrategia conjunta que, si la pensamos y la ejecutamos bien, puede dar resultados sorprendentemente buenos.

En la próxima entrada pondremos algunos ejemplos de cómo podrían combinarse. ¿Te lo vas a perder? ¡Suscríbete y te avisaremos! ✏️

Comparte si te ha gustado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, incluyendo aquellas con fines analíticos, de afiliación y de publicidad acorde a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Ver Política de cookies
Privacidad