Operar con opciones para aumentar las posibilidades de éxito en una inversión

En esta entrada hablaremos sobre un tópico que se comenta mucho en las redes sociales pero que pocos inversores particulares usan de manera consistente para aumentar las posibilidades de éxito en una inversión. ¡Hablaremos sobre OPERAR CON OPCIONES!

No te asustes. Sigue leyendo.

operar con opciones en bolsa
Photo by Austin Distel on Unsplash "www.distel.com"

Operar con Opciones ¿Si o no?

Ni sí, ni no, sino todo lo contrario.

A ver…

Antes de ir al lío directamente haremos un pequeño disclaimer:

No recomendamos a nadie que no esté bien educado en opciones a usarlas. No conocer los riesgos (positivos o negativos) de una operación en opciones puede traer mucho dolor de cabeza, pues por su naturaleza las opciones son instrumentos financieros apalancados, con un valor inicial de la inversión pequeño comparado con la acción subyacente, pero el resultado de la operación podrá ser multiplicado, tanto en el sentido positivo como negativo.

símbolo de advertenciaPor lo tanto, solo deberían operar con opciones aquellos que realmente son conscientes de lo que están haciendo.

Bueno, no es que queremos alarmar o asustar al inversor particular a no utilizar las opciones, todo lo contrario, pero uno debe capacitarse antes de utilizar esta potente herramienta financiera.

Ahora sí, podemos seguir.

Utilizar opciones para crear flujo de caja con las acciones que tenemos o queremos tener.

Volviendo al tema de nuestra entrada y siguiendo con el artículo de Cómo podemos mejorar la rentabilidad de una inversión, nuestro objetivo es intentar reducir nuestra BASE DE COSTO de una inversión en acciones a cero.

Si te perdiste los artículos anteriores a éste, quizá te interese leerlos también porque explicaban otras estrategias diferentes para bajar base de costo. Te dejamos aquí los enlaces:

Entonces, la tercera manera de lograr este objetivo es utilizando opciones. El objetivo de esta entrada no es enseñar cómo se opera con opciones, sino comentar las posibilidades que las opciones nos pueden ofrecer. Por lo tanto, no entraremos en detalles de la mecánica de una operación en opción. En el futuro escribiremos un poco mas sobre como operar con opciones, pero no aquí.

De manera general, el inversor particular cuando abre una posición en alguna acción lo que está deseando es que la acción suba y suba. Este inversor piensa que la única manera de tener éxito en una inversión en acciones es cuando el precio sube.

Por supuesto éste es el mejor escenario para una inversión. Pero la verdad es que lo más común es que el precio oscile entre un rango de valores durante algunos años. Al final, el inversor estará totalmente dependiente de lo que haga el precio de sus acciones.

Nosotros somos conscientes de que somos los gestores de nuestro capital y no podemos estar dependientes del precio del mercado. Hay que intentar tomar el control. Así que utilizamos las opciones para generar un flujo de caja y recuperar el capital invertido lo antes posible.

Tampoco hace falta utilizar estrategias u operaciones complejas con opciones para generar buenos resultados a largo plazo. No podemos olvidar que nuestras inversiones están pensadas inicialmente para un periodo de 10 años, y durante este periodo podemos generar un buen retorno adicional con las primas recolectadas con operaciones sencillas con opciones, como las ventas de PUTs o CALLs cubiertas.

Veamos cómo.


Un repaso rápido a las Opciones

Antes de seguir, vamos a recordar rápidamente en qué consisten las Opciones.

Existen dos tipos de opciones: CALL y PUT.

El comprador de una CALL adquiere el derecho, pero no la obligación, de comprar una acción a un precio predeterminado. Por el contrario, el vendedor de la CALL tiene la obligación de vender una acción a un precio determinado.

El comprador de una PUT adquiere el derecho, pero no la obligación, de vender una acción a un precio predeterminado. Y el vendedor de la PUT tiene la obligación de comprar una acción a un precio determinado.

Resumiendo, el comprador_ ya que se gasta el dinero_ adquiere el derecho, y el vendedor_ ya que gana dinero_ tiene la obligación.

En EE. UU. cada contrato de opción contiene 100 acciones. En otros países la cantidad de acciones por contrato de opción puede variar.

Por lo increíble que parezca, estos dos tipos de opciones pueden generar un sinfín de estrategias si las combinamos. Nos centraremos en los dos tipos más comunes de estrategias que un inversor particular puede ejecutar durante el tiempo que esté invertido en una acción e incluso antes mismo de comprarla.

Operaciones con opciones. ¿En qué consisten?

PUTs

Un ejemplo de cómo podemos utilizar las PUTs es en el momento en que queremos comprar la acción. Supongamos que queremos comprar $IRBT al precio $70,00. En este momento que estamos escribiendo este texto $IRBT está en $78,34. Por lo tanto no podemos comprarla al precio que queremos. Pero si utilizamos las PUTs, lograremos comprarla a $70,00 sin que el precio llegue a los $70,00 realmente.

Veamos.

Si hoy vendemos una PUT en el strike $72,5 con vencimiento el 15/01/21, cobraremos una prima de $3,55. Esta operación puede tener dos resultados posibles:

  • Si en el día del vencimiento el precio de la acción es menor o igual a $72,5 nos asignarán la acción a $72,5 y, como hemos cobrado la prima de $3,55 por acción, será como haber comprado la acción a $68,95 (72,5 – 3,55 = 68,95)
  • Si en el dia del vencimiento el precio de la acción está por encima de los $72,5 no compraremos las acciones, pero nos quedaremos con la prima de $3,55. Y podremos vender otra PUT nuevamente para intentar comprar la acción al costo que deseamos.

Al utilizar la venta de PUTs, podemos iniciar nuestra gestión de bajar la base de costo antes incluso de comprar la acción.

CALLs

Otra manera de bajar la base de costo es cuando ya tenemos las acciones. Podemos hacer ventas de CALLs cubiertas en un valor distante al valor del precio de la acción en este momento.

Por ejemplo, supongamos que ya tenemos las acciones de $IRBT. A partir de ahora podemos vender las CALLs. Consideraremos que hemos comprado hoy a $78,34, el precio de mercado en este momento.

Podemos decidir vender las CALLs con un plazo de 30 días en el strike $100. Para eso cobraríamos una prima $0,65 por acción. Los resultados posibles son estos:

  • Si el precio de la acción en la fecha de expiración del contrato se queda por debajo de los $100. Nos quedamos con las acciones y con la prima colectada, y habremos bajado la base de costo de la acción a $77,69 (78,34 – 0,65 = 77,69). Podremos luego repetir la operación.
  • Si el precio de la acción se queda por encima o igual a $100. Aquí podemos tener dos posibilidades:
    1. Dejar expirar la CALL → venderemos las acciones a $100, en cuyo caso habremos ganado la prima y la diferencia de strikes (0,65 + (100 – 78.34) = 22,31 por acción)
    2. Podemos ¨rularla¨ para una fecha mas distante, conservar las acciones y recolectar más primas. Las primas ganadas nos irán bajando la base de costo de la acción.

Estos dos ejemplos son operaciones relativamente sencillas y con bajo riesgo.

En el caso de la PUT nosotros estamos dispuestos a comprar la acción. En el caso de $IRBT, como ejemplo virtual, cuando la acción esté a $70, así que si nos asignan la compraríamos incluso por un valor más bajo del deseado. Sería una operación ganar-ganar. Eso sí, el inversor que vende la PUT necesita tener el capital en el bróker para comprar la acción caso sea ejercido. Caso contrario corre el riesgo de apalancarse o que el Broker venda las acciones inmediatamente después de la asignación por el precio de mercado, que puede ser más bajo que el precio de compra.

Y en el caso de la CALL, el riesgo mayor es tener que vender la acción antes de lo previsto, o tener que rularla para fechas más lejanas si se puede. Pero si tenemos el cuidado de vender la CALL en un strike por encima del precio comprado, no perderemos dinero.


Conclusión

Nosotros, cuando decidimos comprar una acción, preparamos un plan de ataque utilizando las opciones para intentar bajar nuestra base de costo desde antes de comprar las acciones. Y una vez compradas las acciones, seguimos utilizando las opciones para seguir bajando nuestra base de costo poco a poco.

Por ejemplo, cuando en Octubre entramos en INTEL, lo hicimos con esta estrategia, que luego hemos ido continuando:

Operaciones octubre INTEL
De Nuestras Operaciones de Inversión en Octubre 2020

Si consideramos que tenemos muchos años por delante para conservar la acción, podemos esperar los mejores momentos para vender las opciones, cuando la volatilidad haga que las primas tengan un mejor precio. Y la repetición de estas operaciones darán mejores resultados, en cuanto a rentabilidad, que si comparamos solamente con el precio de la acción.

Así mismo, cuando consideremos que es hora de vender las acciones, podemos venderlas utilizando las opciones para lograr beneficios adicionales al precio de venta.

De esta manera no estamos simplemente a merced de los precios. Estamos obteniendo beneficios adicionales que nos ayudarán a mejorar nuestra rentabilidad mientras tenemos las acciones.

 

¿Cómo lo ves? ¿Qué te ha parecido esta estrategia de operar con opciones?

Comparte si te ha gustado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento, incluyendo aquellas con fines analíticos, de afiliación y de publicidad acorde a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Ver Política de cookies
Privacidad